Exigen implementar Acuerdos de la Habana, reiniciar diálogos con ELN, finalizar asesinatos de líderes sociales y respeto a DDHH

Impulsadas por el Arzobispo de Cali, 134 ONGs del Pacífico firman ‘Pacto por la Vida y la Paz’

Mons. Monsalve con representantes de negritudes
Mons. Monsalve con representantes de las negritudes del Pacífico

Fueron 134 organizaciones en los departamentos de Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, los que firmaron el ‘Pacto por la Vida y la Paz‘ que se ha convertido en un clamor que espera llegar al Gobierno Nacional y a los actores armados para comenzar un acercamiento a la paz

Fue una tarea que tardó 6 meses para reunir a las 134 organizaciones sociales, comunitarias y de iglesia, al que se han sumado la Gobernación del Chocó, la Secretaría de Paz de la Alcaldia de Cali, Alcaldia de Buenaventura, artistas y líderes.

El ‘Pacto por la Vida y por la Paz’, es una apuesta que quiere retomar las sendas de la paz, clamando por una implementacion profunda del acuerdo, pero también por una salida negociada al conflicto armado, explica Leiner Palacios, Secretario General de la Comisión Interetnica de la Verdad de la Región del Pacífico.

«El balance que tenemos es muy positivo en la medida en que el proceso mismo de construcción nos muestra una línea de esperaza muy fuerte, dado que es la oportunidad para levantar la voz de rechazo contundente a la grave crisis de violencia, a todas las masacres, los asesinatos, los desplazamientos y confinamientos que están sufriendo las comunidades».

El pacto es un llamado a los actores del conflicto armado y al Gobierno Nacional para retomar el diálogo por la paz, recalca Leyner Palacios

«Tenemos la ilusión que los grupos como el ELN, pero tambien las distintas bandas criminales lo acojan.

Este clamor, ya el Papa lo manifestó, las Naciones Unidas también, y ahora las organizaciones del Pacifico y del suroccidente volvemos a hablar y en ese sentido también estamos llamando al Gobierno Nacional y esperamos que también abra las puertas.

El Arzobispo de Cali, dijo que el pacto es un marco que tiene una llave y esa llave la simbolizamos como la necesidad de abrir caminos para el dialogo, y el camino para el dialogo tiene que ser con los grupos insurgentes, pero también desde la sociedad y desde la institucionalidad y creemos que este es un buen momento y una buena oportunidad y seguramente este pacto va a tener eco en la institucionalidad y en los grupos ilegales».

El pacto es una oportunidad para trabajar unidos y avanzar en los 13 mandatos que contempla el pacto por la vida y por la paz y todos los miembros están comprometidos a cumplirlos:

MANDATOS DEL PACTO POR LA VIDA Y LA PAZ

1) Implementación integral del “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz estable y duradera”, con participación social vinculante.

2) Atendiendo el llamado de Naciones Unidas, mediante la Resolución 2532 de 2020 y del Papa Francisco para que se declare un cese al fuego, se convoca a todos los actores armados, Fuerza Pública e ilegales, a realizar un cese al fuego humanitario de carácter multilateral o unilateral simultáneo. El propósito es garantizar alivios humanitarios a las comunidades.

3) Suscribir un Acuerdo Humanitario Global para acatar, respetar y poner en práctica los principios básicos del Derecho Internacional Humanitario para que se detenga el reclutamiento de menores, el secuestro, la ocupación de lugares de uso comunitario, la restricción a las comunidades al acceso a alimentos, movilidad y medicamentos; y se respete el principio de distinción, el patrimonio étnico y cultural, entre otras acciones.

4) Suscribir acuerdos humanitarios territoriales que respeten la autonomía de los pueblos indígenas, afrocolombianos y campesinos, como punto de partida para avanzar en un futuro acuerdo de paz nacional completo y definitivo.

5) Realizar misiones humanitarias a distintas zonas del Pacífico, Suroccidente y otras regiones del país.

6) Ratificar la imperiosa necesidad de superar el conflicto armado, reafirmar la prioridad del diálogo y la civilidad, el respeto a la vida, a la movilización ciudadana y a la autonomía de las comunidades.

7) Reiterar al Gobierno que valore la solución negociada al conflicto armado, retome el diálogo con el ELN e inicie acercamientos con otros grupos armados. Esperamos de estos actores armados acciones y gestos que expresen la voluntad de paz.

8) Establecer seguimiento y control a las Fuerzas Armadas para que en su totalidad actúen con transparencia en el marco de la legalidad, del respeto a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario.

9) Construir un plan anticorrupción elaborado y aplicado por los órganos de control, con participación de las comunidades y veedurías.

10) Avanzar de manera efectiva en el cumplimiento de los acuerdos sociales, suscritos entre las comunidades, organizaciones sociales y el Estado Colombiano.

11) Consensuar un Plan Estructural sobre la aplicación de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales que resuelva la crisis humanitaria y socioeconómica en los territorios.

12) Convocar con especial énfasis, en territorios urbanos, étnicos y campesinos, a nuestras juventudes, hombres y mujeres, para que sean protagonistas de este Pacto para construir y proteger sus oportunidades de vida y de desarrollo humano integral.

13) Insistir a la Comunidad Internacional para que persista en el acompañamiento al cumplimiento integral del Acuerdo de Paz, del derecho a la paz, de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, tanto por parte del Estado como de los grupos armados ilegales.

Caracol Radio, Cali  | 11-09-2020
https://caracol.com.co/emisora/2020/09/11/cali/1599826952_088901.html